miércoles, 9 de marzo de 2011

Mar

Una brisa salobre rescata sentimientos.



Caminé a tu orilla, rompí el espejo brillante de arenas húmedas, aplasté bajo mis plantas otras huellas, sentí en mis labios la invasión salada y admiré tu misterio de fuerza y cadencia, de explosión y ternura, de bravura y susurro.
Mar, monstruo indeciso que embate y se arrepiente, que agrede y acaricia. Mar, enigma impenetrable, caprichoso, bravío. Mar que ofreces tus dones y reclamas respeto; mar que embrujas y dominas, mar desnudo, mar cristal, mar caricia, mar látigo o tan sólo mar, recibe mis secretos, arrulla mis sueños bordados de espuma y regálame tu idioma de inmensidad.

9 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Gloria,
Grato es el mar que acaricia,
que domina y nos embruja,
con salero nos empuja...
y beneficio propicia.

Bella entrada, placentero es arroparnos entre su espuma...

Un abrazo y gracias por tus palabras en mi blog.

Ana María dijo...

El poeta, como el cantor, es la voz de la gente que siente o piensa eso que él, con belleza, logra transmitir.
Y me identifiqué con tus palabras, Gloria. El mar es un majestuoso regalo de la Naturaleza. Abrazo

Gloria dijo...

Ave, hermosa la rima que me entregas y que completa mi tema. Gracias. Un abrazo.

Ana, me da mucho placer saber que te identificas con estas palabras. Gracias y un abrazo.

Nel dijo...

The blog is very good!
Congratulations!
http://nelsonsouzza.blogspot.com
Saludos!

Omar dijo...

Ta bonito. Vos, el mar, la palabra... se conjugan en mi ser y es bonito paladearlo. Un abrazo Gloria. A vos y a tu palabra.

Rolando dijo...

Bella imagen y hermosa poesía. Que bueno saborear tus escritos nuevamente. Cariños.

J.M.F.R dijo...

Ver cómo alguien, con los ojos entornados, aspira el mar, el aire, se funde con ellos, diluyéndose las fronteras del "uno mismo" para expandirse como voluta de humo en la atmósfera... esa milésima de segundo en que uno intuye que no es uno, sino todo... ver todo ésto, es como volver al hogar tras una larga ausencia.

Gracias amiga, la vida fluye en tí nueva y bella.

Gloria dijo...

Nel, agradezco mucho tu apreciación. Un abrazo.

Omar, estuve unos días a la orilla del mar y lo disfruté mucho. Gracias y abrazos.

Rolando, gracias me anima saber que mis palabras se asoman a otros ojos.
Cariños.

JMFR, explicas bárbaro esa expansión del espíritu. Gracias y saludos afectuosos.

Steki dijo...

Nosotras que somos de montaña añoramos el mar. Qué lindo tu escrito y bella imagen.
Un beso grande y feliz semana!