sábado, 19 de febrero de 2011

Capricho de la tristeza

Una brisa trastornada reúne versos bajo la lluvia.


Persigo el garabato de la lluvia
Descalzo pisando mi destino
Hoy la tristeza es rubia
Y se desboca sobre mi camino.

Esa tristeza atrapada por la luna
Es miel amarga en mi anciana boca
Se pega a mí cual espina de tuna
Y está enraizada allí, nadie la toca.

¿Será mi legado?
¿Será un ave loca?
¿Tendrá un mensaje?
¿O bigotes de foca?
¿Será un ángel desgarbado?
¿O tan solo eso, una tristeza rubia loca?

7 comentarios:

Montxu dijo...

Mucha tristeza en tus versos.


Un abrazo Gloria

Omar dijo...

Es bueno vivenciar los estados anímicos hasta agotarlos y, al menos me suele ocurrir, más bueno es sacarlos de uno y volcarlos en un escrito. Como que te libera. Claro que... pobre lector. Ja ja. Yo disfruto mucho de la lectura romántica por lo tanto tu tristeza fue bien recibida.

Ana María dijo...

Esta tristeza tiene un poco de adulta y un poco de niña. Se presenta bonita... y por eso me parece menos triste. Un abrazo.

Steki dijo...

Tantas incertidumbres cargadas de tristeza.
Besos de esta rubia loca. ;-)

Rolando dijo...

Hermosa poesía! Me gusta la forma en que involucra al lector a percibir un significado (¿Será mi legado? ¿Tendrá un mensaje?) y/o volar hacia otros mucho más subjetivos (¿Será un ave loca? ¿O bigotes de foca?). En cuanto al tema de la tristeza, la imagen de perseguir la lluvia, descalzo, pisando mi destino... ¡sin palabras! ¡Bellísima! Un beso.

Gloria dijo...

Gracias amigos por estar siempre presente con tan lindos mensajes. esta vez no contesté porque estuve paseando unos días pero me hace muy feliz recibir el afecto que transmiten vuestros comentarios.
Un fuerte abrazo.

Mery Larrinua dijo...

...que sea pasajera...como la lluvia...que escampa.
un abrazo