miércoles, 8 de septiembre de 2010

Feliz día del maestro

La brisa de otoño evoca recuerdos y esparce saludos.



A los docentes que este 11 de setiembre festejan su día:



“Vuestra entrega a la docencia será como un campo de nieve recién caída: por donde quiera que uno camine, se notarán las huellas.”



7 comentarios:

Celia dijo...

Hola, querida amiga.
Los profesores... esas personas dedicadas a la enseñanza y que hoy en día, a menudo, sufren las disconformidades de padres y de alumnos.
Las reglas establecidas, ahora, se saltan con mucha frecuencia y eso no es bueno para nadie.
Un beso, con todo mi cariño

Primavera en Otoño dijo...

Sabes que es una de las profesiones que mas estres produce, impotencia ante unos jovenes incontrolables, que insulta, que no saben comportarse, porque carecen de respeto hacia el profesorado.
Una mala epoca para esta profesion que cada dia hay mas violencia contra ellos por culpa de algunos jovenes mas educados en el nucleo familiar.
Primavera

Gloria dijo...

Queridas Celia y Primavera: Es cierto, es una época difícil para ejercer esta noble tarea. Quizás llegó el momento de entender que "Nadie educa a nadie; todos nos educamos entre todos mediatizados por el mundo" como dice Paulo Freyre.
Un fuerte abrazo amigas y gracias por estar siempre.

Steki dijo...

Feliz día a todos en su día! Qué tarea, Dios mío. Ya lo creo que es estresante.
Un besote y que sea un día brillante.
STEKI.

Rolando dijo...

FELIZ DÍA DOCENTES!!!
Estoy de acuerdo con la cita de Freyre, en tu comentario, Gloria. Por eso considero que la escuela (tal como hoy la conocemos) debe cambiar otorgando una mayor independencia a los alumnos adolescentes a la manera universitaria. De esta manera se desarticulan las responsabilidades casi ilógicas y sobredimensionadas que recaen legalmente sobre los docentes y directivos (haciendo casi imposible el control de todas las variables), se revaloriza la dimensión pedagógica en la relación docente-alumno y se devuelve el control de la autoridad a la familia, quien en primera y última instancia debe hacerse cargo de roles que en los últimos tiempos se han visto desplazados hacia las instituciones educativas. BESOS.

El ave peregrina dijo...

Me sumo también para felicitarte y felicitarles, el trabajo encomendado que teneís requiere un gran esfuerzo y constancia,como todos sabemos las raíces de su futuro se forja en casa y en la escuela, es un trabajo de mucha responsabilidad.

Felicidades.

Un abrazo.

Ana María dijo...

¡Qué meritoria tarea la del docente! A quienes enseñaron y a quienes enseñan: Un apretado abrazo, con el anhelo de que la educación brille como la sociedad lo requiere. ¡Felicidades!