lunes, 13 de septiembre de 2010

Caminos

 La brisa melancólica se empeña en la reflexión.



“Los caminos de la vida no son lo que yo esperaba, no son lo que yo creía, ni lo que imaginaba…” dice la canción de Vicentico.
Muchas veces los caminos nos sorprenden al tomar atajos inesperados que dirigen nuestros pasos hacia insospechadas metas.
El ser humano persigue la utopía de  alcanzar en algún momento un equilibrio físico, emocional y espiritual; por eso avanza como lo grafica el mito de Sísifo: empuja su roca montaña arriba y antes de llegar a la cima, la roca vuelve a caer, para iniciar otro intento.
Cada recodo del camino nos ofrece un desafío disfrazado de… ilusión?, conflicto?, experiencia?, ausencia?, encuentro?, unión?, convivencia?, relación?, sociedad?, profesión?, conciencia?, familia?, soledad?, ayer?, sueños?, hechos?, acciones?... y cuantos antifaces más deseemos acomodarle.
Cada sendero es un laberinto de espejos donde podemos visualizar los juegos manipuladores de nuestro ego, las emociones ocultas que se detonan; es decir, podemos percibir las dimensiones de nuestra sombra, esos aspectos oscuros que a veces negamos  y que nos suelen susurrar, hablar y hasta gritar por medio de malestares físicos.
“Los caminos de la vida no son lo que yo esperaba, no son lo que yo creía, ni lo que imaginaba …” , mas debemos aprender a recorrerlos con calzado flexible, liviano, sólido, que resista las espinas, deseche los abrojos, espante las alimañas, que adapte nuestro paso a los pedregales, al fango, a la roca lisa o puntiaguda, a la tierra fofa, a la escarcha y que, además, nos alivie los tramos empinados y nos frene en las pendientes escarpadas.
En síntesis, cada camino de la vida que transitemos con aceptación, nos permitirá incorporar un nuevo aprendizaje y  mejoraremos el paso en futuras sendas. 

6 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Hermosa reflexión nos dejas, son tus palabras verdades como puños...la vida se nos presenta con altos y bajos...a los que tenemos que desafiar y luchar para conseguir el objetivo que deseamos. Llevemos-le de la mejor manera y mirando hacia delante.

Un abrazo,Gloria.

Kreski dijo...

que maravilla verdad? Sabía que muchos de los que expresamos sentimientos nos encontramos de seguro en el camino?...el sentir es una expresion del corazón abierto a la libertad de poder volar con el pensamiento y elevar nuestro deseo en una sola vibración de luz, paz y amor.
Gracias Gloria...es para mí una bellísima canción la de este autor y es también maravilloso encontrarte en él..... Mi querida maestra espero hayas tenido un bello día ...
Capricorniana tenías que ser!!!!y nada menos que de mi misma edad. doblemente gracias !!!
Te invito a pasar por mi otra página
http://miriammiriamquintana2002.spaces.live.com/

Primavera en Otoño dijo...

Pues si la vida esta llena de tantos obstaculos que dificultan seguir hacia adelante, puede ser que algunos pasos tengamos que retroceder pero es para tomar fuerzas, conseguir quitar ese obstaculo que no podemos buscar otra alternativa que nos lleve hacia donde deseamos, a veces lo logramos otras no, pero que nunca podemos decir, nos dejamos vencer.
Muy buena refrexion que nos dejas Gloria.

Primavera

Celia dijo...

La verdad es que la vida está llena de obstáculos. Pero cada uno que sorteamos es una victoria y un aprendizaje.
Si todo fuera llano ¿en dónde está la satisfacción del logro?.
Un beso amiga y gracias por la reflexión

Omar dijo...

Y yo que ando caminando como siempre, como pisando maples vacíos... y yo que ahora estoy detenido contemplando abismos cruzados a zancadas y horizontes perdidos.... y yo que estoy tanteando el terreno para ver que me calzo porque ando descalzo... y yo justito ahora entro a tu blog y me encuentro el asunto de los pasos... y yo....
un beso Gloria

Gloria dijo...

Ave, que Dios nos colme de sabiduría que nos permita cumplir nuestra misión. Gracias, un abrazo.

Kreski, son muchas nuestras coincidencias y me alegro mucho por ello. Creamos pues en las causalidades.
Hermoso tu otro blog que visitaré desde ahora.
Un abrazo.

Primavera, estoy de acuerdo, "no hay que dejarse vencer, hay que "morir" en el intento y sobre todo morir a los viejas concepciones de vida que nos estructuran, nos llenan de miedos y culpas.
Un abrazo.

Celia, gracias por plantearnos los obstáculos como el incentivo para lograr una mayor satisfacción. De esta manera uno los mira con más cariño.
Un abrazo.

Omar, tu caminar ávido, busca aprendizajes y no sé si encontrarás calzado para tus pies ansiosos, mas, estoy segura, hallarás muchos aditivos para sazonar nuevas historias.
Un abrazo.