sábado, 6 de febrero de 2010

Enséñame

Enséñame la fórmula del consuelo
Revélame la alquimia de la confianza
Instrúyeme en la poción del olvido
Señálame la estrategia de la distancia.

Enredo esencias, combino elementos,
Disuelvo ternuras, devano emociones,
Desato recuerdos, desmadejo amores.

Amargos brebajes fusiono en intentos
Sustancias complejas derramo o digiero.

Cédeme la receta para ahogar la pena
Iníciame en la mixtura de los sueños
Ilústrame en  la pócima de las sonrisas
Y regálame el elixir de la vida plena.

10 comentarios:

silvya dijo...

En la cocina como en la vida has todo con derroche.dice un oriental.Hermosa poesía.un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Bello poema Gloria, balsámico. Un consejito: para que no se rompa la unidad de los versos, sería mejor que centrarás la imagen y debajo de ésta -y no al costado- dieras inicio al poema.

Saludos.

Gloria dijo...

Silvya: Que la abundancia positiva nos impregne ahora y siempre. Gracias.

Gloria dijo...

Gabriel: Tu consejo es muy acertado, no quería romper la unidad del blog pero rompo la unidad del poema que es más importante.
Gracias.

estoy_viva dijo...

Que bonito poema, me encanto,
con cariño
Mari

estoy_viva dijo...

Perdona que me meta pero Gabriel te dice algo que no has entendido....la foto quedaria arriba y tu hermoso poema iria abajo.. no perderia la unidad del poema para nada....si te fijas en mi blog....veras que es como te dice este señor....
Luego tu eres la dueña de hacer lo que a ti te guste..
Con cariño
mari

Celia dijo...

Es grande tu poema. Está lleno de recetas, de enseñanzas...
Es bueno ser comensal de tu banquete.
Besos, cielo.

Gloria dijo...

Mari: Gracias por tu visita y tu preocupación.Si entendí lo que dice Gabriel y lo pondré en práctica en un próximo poema. Gracias.

Gloria dijo...

Celia:Gracias mil y ojalá siempre encuentre comensales como tú.
Un abrazo.

Ana María dijo...

Una receta que no encuentra el sabor final y un pedido de ayuda. Es la vida misma que busca y espera. Muy bueno. Un cariño.