martes, 15 de diciembre de 2009

Hay esperanza

Hay un beso peregrino
 en el cóndor que abraza el cielo.
… en el sauce que hunde sus verdes brazos en el agua
… en la llovizna que acaricia el paraguas
Y en tus labios que se enredan en mí.


Hay un sueño errante
… en el ciervo que persigue la luna
… en  la palmera que llama al horizonte
… en  el jazmín que enamora a la brisa
Y en mis labios que  tiemblan de frenesí.


Hay un amor pasajero
. . . en el mar que abraza la débil canoa
. . . en el pájaro que besa la gota lujuriosa
. . . en la tierra que acuna cada brote
Y en tus ojos que apenas se posan en mí.


Sin embargo


Hay una esperanza  heroica
. . . en mis manos por atrapar la caricia
. . . en mis oídos por adivinar el susurro
. . . en mi piel por presentir las estrellas
Y en mi corazón por conquistarte a ti.

9 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Hay Gloria, indiscutiblemente...
Preciosos versos cargados de utopía.
Cariños!

estoy_viva dijo...

Precioso poema.
La esperanza es la que tenemos que abrigar dentro de nuestro corazon la que nos impulsa a seguir hacia adelante a conquistar esos deseos que tanto anhelamos.
Con cariño
Mari

Gloria dijo...

Gracias Sol; la utopía siempre nos impulsa a alcanzarla.
Un beso

Gracias Mari; acunemos la esperanza que ella irradia luz en nuestros días.
Un beso

geo dijo...

Mi querida amiga en-red-ada. Como sabes, me encantan las imagenes, y la tuya del mar enamorándose por un instante de la canoa, dejándose llevar por su instinto varón del roce, es simplemente bella. Mis parabienes.

Gloria dijo...

Hola Geo: Celebro tu visita! y aplaudo como mejoraste la imagen del mar y la canoa.
Un abrazo

Montxu dijo...

Refrescante tus palabras, me gusta y con tu permiso me quedo.


Agur un saludo.

Gloria dijo...

Montxu: Gracias por tu comentario y celebro que desees quedarte.
Saludos

Celia dijo...

Hola, querida Gloria.
Espero que disfrutes de una Navidad, llena de Amor y Paz.
Con el deseo de que en nuestras vidas, siempre impere la navidad, te envió un fuerte abrazo.

Ana María dijo...

Las imágenes se dibujan claras en la mente del lector y la esperanza sonríe conmovida en su espíritu.
Muy bonito poema. Un beso.