miércoles, 11 de noviembre de 2009



"Cuando Dios te obliga a soltar algo, Él no está castigándote, sino, simplemente está abriendo tus manos para recibir algo mejor"

2 comentarios:

silvya dijo...

CUANDO SE CIERRA UNA PUERTA , SE ABRE UN PORTÓN.

Gloria dijo...

Querida Silvya: Es muy cierto lo que dices aunque uno dude en los primeros momentos y se deje ganar por la angustia.
Un cariño