martes, 17 de agosto de 2010

Extraño amor

Una brisa enamorada  se diluye en volutas azules.


Él llega puntual como todos los días después del trabajo.
Escucho cómo gira la llave en la cerradura, el suave quejido de la puerta al abrir y cerrar, y luego de colgar su abrigo y bufanda en el perchero, lo  veo sentarse en su sillón preferido, a mi lado.
Sus rasgos severos que yo tanto amo, se distienden y por fin, su mirada caramelo, se posa en mí.
Siento un cálido cosquilleo de regocijo cuando él estira sus manos, me alcanza y sus dedos me recorren lujuriosos, dispuestos al placer.
Me acerca a él despacio, prolongando el momento del encuentro. Yo  aguardo ansiosa desesperando por rozar sus labios.
Con la calma del experto enardecido me enciende y ardo y me consumo y mi cuerpo se acalora acechando su boca.
Él espera y yo desespero. Cuando el deseo nos consume, me eleva hasta él y… con fruición aspira.
Y el humo azul de esta pipa enamorada, danza en éxtasis por la habitación.

8 comentarios:

Ana María dijo...

¡Excelente! Has logrado jugar con la imaginación del lector para estampar ese final que sorprende. Muy bien llevado y muy bien cerrado. Mucha sensualidad, tanto en el cuento como en la imagen. Un abrazo.

Omar dijo...

Bonita forma de manifestar sensaciones ya sea deparada porlos vicios o por el amor. Al fin de cuentas ambos deparan el mismo efecto: enloquecen, abruman. jaja

Primavera en Otoño dijo...

Ala me has dejado alucinando lo que un aroma de pipa puede causar delirios de amor.
Me ha sorprendido gratamente Gloria este post.
Primavera

mia dijo...

hola Gloria.
pasaba a saludarte y a leerte,
ya estoy aqui,tenido tiempo,
pondre cositas nueva en mi blog.

un beso mia.

Celia dijo...

¡Muy bueno!. Está escrito de una forma resumida, y que te lleva a imaginar lo que al final... no es.
Me parece muy bueno tu relato.
Un abrazo, y perdona que últimamente no te comente. Tengo problemas con mis conexiones.
Un fuerte abrazo, amiguina.

Rolando dijo...

Me gustó mucho el recorrido de la historia por los lugares comunes del encuentro entre un hombre y una mujer... para terminar sorprendiendo con una prosopopeya inesperada. Excelente manejo del recurso. CARIÑOS

Steki dijo...

Qué pícara esta Gloria. Cómo me atrapaste con esta lectura deseando llegar pronto al final y... oh, sorpresa, qué final!
Muy bueno!
Beso primaveral para ti.

Gloria dijo...

Ana, si logré sorprender, ya está logrado el objetivo. Me alegra que la imagen también transmita sensualidad.
Un abrazote.

Omar, tu apreciación entre el vicio y el amor me encantó, sobre todo porque no se me había ocurrido que ambos "abruman".
Un abrazo.

Primavera, a veces hay delirios de amor inconfesables.
Gracias y un cariño.

Mia,gracias por tu visita y ya te visitaré en tu rincón.
Cariños.

Celia, no te preocupes, estás descansando y disfrutando, qué importan las conexiones!.
Un abrazo.


Rolando, había olvidado el término y gracias a vos, recupero el nombre del recurso usado.
Gracias y abrazos.

Steki, por lo menos atrapé tu atención, gracias por estar.
Un fuerte abrazo.