jueves, 22 de abril de 2010

A mi padre


Tu presencia espiritual nos abriga
Como los rayos de un sol enamorado.
Y en la brisa otoñal hoy se cuelan
Tus manos rudas y tus ojos claros.
La tierra que labrabas aún perdura
Mas, palidecieron los sembrados.
La casa que tus brazos levantaron
Se derrumba sin remedio,
Pues su dueño se ha marchado.
La familia que forjaste vive plena:
Tu esposa se fortalece en soledad,
Tus hijas se esfuerzan con su destino,
Tus nietos asoman a la vida entusiasmados.
El recuerdo de tu existencia está vigente
Porque tu esencia es nuestro legado.
Acariciamos tu imagen, en el corazón grabada
Tras los muchos años que nos has faltado.
¡Cuánto hemos aprendido por tu ausencia!
Mas tu guía y tu ejemplo nos convocan esperanzados.

15 comentarios:

Ana María dijo...

Has grabado el recuerdo de tu padre en palabras para compartirlo en tu espacio. ¡Qué bonito gesto! Seguramente él sonríe complacido por este amor que siempre le has demostrado. Abrazo.

El ave peregrina dijo...

Por mucho que el tiempo pase... un padre queda en el recuerdo para siempre ,su semilla deberá continuar el camino que sembró y fortalecerse de su pérdida, su ausencia debe de ser temporal...en nuestras vidas.
Un homenaje al padre lleno de amor y ternura.

Un placer leerte amiga.

Gloria dijo...

Ana María: Aunque no es muy literario, es un mensaje del corazón.
Un abrazo amiga.


Ave peregrina: El tiempo es tan relativo que aunque hayan pasado muchos años, valen cual un suspiro en el recuerdo de los afectos.
Gracias por presencia y tu mensaje.
Un abrazo.

Steki dijo...

Hola, Gloria!
Ante todo, gracias por visitarme y me sorprende ver que sos mendocina. Qué lindo!
Un lindo homenaje a tu padre. Imagino que te lee orgulloso y tu madre también. Muy bellas tus palabras.
Feliz domingo de este otoño en Mendoza!

Omar dijo...

Poder manifestar lo que sentimos con palabras, sin importarnos si es literatura o no, es algo que fluye desde vos y se ofrece como un espacio donde reencontrarnos. En este caso con la figura de tu padre a la que, al leer, fui agregando mis propias imágenes.
Un abrazo.

azul dijo...

Buenas noches querida Gloria

No he podido entrar esta última semana y media para contestar, sin embargo he ido leyendo desde la oficina tus bellas poesías, cada una de ellas denotan tu gran sensibilidad.

Es un placer leerte.

Gracias

Un abrazo.

Gabriel dijo...

El mejor legado que pueden dejarnos los padres es constituirse en un recuerdo digno de visitar; esto puede parecer algo lógico pero la realidad suele darle poco importancia a la lógica...

Saludos.

Gloria dijo...

Steky: Sí, compartimos el vivir en esta provincia y también el gusto escribir. Gracias por tu mensaje.
Un abrazo.

Omar: El encuentro con los recuerdos y con los amigos animan mi espíritu.
Gracias y cariños.

Azul: También a mí me ha costado estar al día con los blogs que sigo pero me doy cuenta que son hilos que no se cortan.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.

Gabriel: A veces hay que dejarse fluir sin tener en cuenta nada más que la sensación de sentirse bien.
Gracias por tu comentario.
Un fuerte abrazo.

estoy_viva dijo...

Que bello poema para tu padre, son puro sentimientos de cariño que se procesas, suerte la tuya que puedes abrazarle y decirle cuanto le quieres.
Con cariño
Mari

primavera en otoño dijo...

La vida fluye y es realmente hermosa. Nos permite alimentar el alma con mensajes que salen del corazón. Me transmite una bella sensación cuando afirmas que a través de las ausencias, aprndemos a valorar en su justa medida.
Un abrazo de mi alma a la tuya.

Gloria dijo...

Mari: Sólo puedo abrazar a mi padre espiritualmente.
Mis saludos.

Gloria dijo...

Primavera: Gracias por tu comentario y tu visita. Espero seguir recibiéndote.
Cariños.

Rolando dijo...

¡Bellísimo! Algunos escriben sobre el amor y otros escriben el amor. La primera carta de amor, que a hurtadillas enviamos o leemos, es un texto de amor, que hace anclaje en nuestro corazón y ni el mejor texto literario puede arrancar aquellas simples palabras... Creo que tu texto es literario, y conjuga el sentimiento y la nostalgia de un verdadero amor. Me conmovió. Gracias.

Gloria dijo...

Rolando: qué bonito tu comentario, tienes razón, la primera carta de amor es poesía del corazón.
Un inmenso cariño

Anónimo dijo...

Querida Gloria: Lo primero que vi en tu blog cuando lo abrí, fue la foto de mi tío José. Me emocioné... cuánto hacía que no lo veía!!! Luego leí el poema que le dedicaste... y no me animo a despegarme de la pantalla. Me hiciste acordar nuestros tiempos de infancia cuando paseábamos con tu hermana detrás de la figura de tu padre entre los surcos de los campos sembrados...cuánta nostalgia!!! Te quiero mucho y recuerdo mucho a la familia. Un abrazo.Ester