sábado, 8 de enero de 2011

Prosa poética

En la oscilación de la brisa se presiente la vida.


Un nuevo ciclo me llama a participar del juego. Ingreso a otra década y son otras las pautas que regulan el sendero. Mi ser es el mismo, mi cuerpo no tanto. Mis pasos más lentos. Mi esfuerzo más arduo. Mis sentidos más alertas, mis urgencias en retardo.

Hay música nueva ¿aprenderé el paso? Hay nostalgia y temores: ¿el tiempo es auspicio o  presagio?

Una nueva década me adopta en su seno y aún el tiempo es mágico. Me entrego a su rueda y degusto el regalo.

8 comentarios:

Pilar dijo...

Quien, o lo que regala vida, hace el mejor de los regalos.
Buen andar y buen camino!

Rolando dijo...

Buenos o malos, los nuevos ciclos son inevitables... Lo positivo es ser consciente del proceso, sabernos dominados por Cronos, pero saber también descubrir la magia de cada instante.

Celia dijo...

Cada año es el comienzo, algunas veces los pasos son más lentos, pero las alas más ágiles.
Un besazo.

omar dijo...

Si cierras los ojos y sientes tu respirar y la brisa y los sonidos del momento... acaso puedes medir eso como algo temporal? Digo: acaso el feto al nacer siente que es un renacer? VIVIR ES PLENITUD. Y lo pleno es atemporal. Las aves, los pájaros, parecen no tener esa concepción de "nacer" y "morir" que tenemos nosotros. Es tan difícil sentirlo. Nuestra cultura occidental es tan temporal y sin embargo, aunque sea por instantes, es tan bello salirse de ello y su vulgaridad. Yo lo logro, cuando te leo.

Gloria dijo...

Pilar, gracias, ya la vida es el mejor regalo.
Un abrazo.

Rolando, Cronos nos trata con gran indiferencia,; evoquemos la magia y avancemos radiantes.
Un fuerte abrazo.

Celia, gracias por recordarme el poder de nuestras alas.
Un abrazo alado.

Omar, desde que leí tu com, lo atemporal se ha adueñado de mí, y disfruto de las emociones que provocan mis sentidos. Espero temporalizarme a tiempo para organizar el festejo del cumple.
Un fuerte abrazo.

Ana María dijo...

Aquí ha fluido tu riqueza, nuevamente. Tu espíritu sereno nos regala esta sabia reflexión en palabras tan bonitas. Cambiar de década es renovar el propósito de equilibrar envase y contenido... aunque los tuyos ya evidencian equilibrio. ¡Salud por el estreno! Cariños.

Gloria dijo...

Ana, gracias por tus palabras. Sólo puedo decir que mi búsqueda interior es constante y mi meta es ese equilibrio entre cuerpo y espíritu tan deseado.
Un caluroso abrazo.

Primavera dijo...

Hay ciclos que se hacen algo menos soportables que estamos pidiendo o mejor dicho suplicando que acaben por el contrario lo otros son bellos que nos hacen olvidar los otros y disfrutar de ellos.
Primavera